A 10 años, el testimonio de un sobreviviente de la Tragedia de Villa Guillermina

Sebastián Blanco tenía 15 años y viajaba junto a su novia, los padres de la adolescente y otras 15 personas en la trafic que protagonizó el terrible accidente contra un camión que cruzó la RN 11 sin luces. Solo el joven y otros cuatro menores sobrevivieron.

 

Sebastián Blanco vive en Villa Guillermina, tiene 25 años y una familia constituida. La noche del 26 de septiembre de 2010 volvía a su casa después de acompañar a su novia a una presentación de danza folclórica. Junto a los padres de ella y otras 15 personas viajaban en la trafic que protagonizó el terrible accidente contra un camión que cruzó la RN 11 sin luces a la altura de Villa Ocampo. Solo el joven y otros cuatro menores sobrevivieron.

A 10 años de esa trágica noche que conmovió a toda la provincia de Santa Fe y marcó para siempre al norte, Blanco habló con Aire Digital. Para él, como para muchos, es una herida que no sana; pero en todo este tiempo siguió adelante gracias a la fuerza de todo el pueblo y del recuerdo y la enseñanza de las personas queridas que perdió esa noche.

El joven tenía 15 años y su novia Micaela Maidana 14. Ese domingo ella y sus papás, Roberto (45 años) y Alicia (45 años), lo invitaron a Blanco a participar del séptimo encuentro de danzas “Flor de Irupé” en Villa Ocampo donde Micaela iba a bailar con el grupo folclórico “Retoños de mi pueblo”.

Leer también  COVID: otros 27 casos en la región

“Lo único que recuerdo de todo ese día no es mucho. Estuvimos mirando folclore y cuando terminó el festival y llegó la hora de irnos llegaron las trafics y en una subieron bailarines y en otra los padres con chicos y acompañantes. En esta iba yo. Cargamos combustible y es lo último que recuerdo”, contó Blanco por teléfono a horas del día de un nuevo aniversario del accidente.

 

Un camionero que conducía sin luces, un chofer de una trafic municipal que no contaba con registro profesional, una ruta sin señalización y mantenimiento, fueron los elementos que derivaron en la tragedia en la que fallecieron 14 personas, entre ellas la novia de Sebastián y los papás de la joven. Él y otros cuatro menores de edad fueron los únicos sobrevivientes.

Blanco sufrió lesiones y una pérdida temporal de memoria que lo llevó a permanecer internado varios días, pero se recuperó. Hoy lo único que le duele es la pérdida y prefiere no hacer reproches porque “nada va a volver atrás”. “Fue una tragedia muy fea. Ella era parte de mi vida, como el padre y la madre. Eran tres personas especiales para mí”, comentó.

Leer también  Las exportaciones de Vicentin cayeron 97% en el año

Para el joven, 10 años atrás, empezó una nueva vida atada a un recuerdo que lo fortalece. “Hasta ahora está acá adentro esa herida. No es fácil. Hoy tengo una vida nueva, pero siempre los llevo en mis pensamientos y en mi corazón. De ellos me acuerdo todos los días”, confesó.

A pesar del dolor, Blanco eligió mirar hacia adelante y apoyarse en su familia y en su gente. “En estos 10 años pasaron muchas cosas, hice una familia después de 5 años de esa trágico accidente. No fue fácil afrontar eso, pero gracias a Dios tengo a mi familia, trabajo, y tengo muchos conocidos que me apoyan”, contó el joven que junto a Liliana Soledad Cabrera tienen una nena de 5 años que se llama Mía Elunei.

Este 26 de septiembre será sin dudas en medio de la pandemia una fecha muy difícil para el joven, pero también para todo un pueblo que lamentó muchas pérdidas pero supo acompañar el dolor. “Para todo el pueblo fue terrible. Eran personas muy queridas todos. Y la gente me ayudó mucho. Me ayudaron a levantarme. Siempre pendiente de mí y dándome consejos”, agregó.

Fuente: Aire Digital/SF Noticias/C5N

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chatea con nosotros
1
Hola, en que podemos ayudarte?
Hola, como podemos ayudarte?