ReconquistaSF

WhatsApp: (03482) 15 521512

gabriel-hernandez-9-6-21

“Dudo que haya sido un accidente”, sostuvo el abogado de la familia de Jesica Agonil

A 23 años de la muerte de Jesica Rocío Agonil, Gabriel Hernández, el abogado de la familia habló en Cuarto Intermedio sobre este caso que todavía sigue impune.

Anteriormente, Luis Agonil, el papá de Jesica dialogó en el programa La Grieta sobre el mural que realizó en conmemoración de su hija y la sensación de que al caso no se haya resuelto aún después de 23 años.

En esta oportunidad, Gabriel Hernández, charló con Rodrigo Corti en Cuarto Intermedio y contó cómo llegó a tomar el caso de Jesica: “El caso ocurrió en el año de 1998, pero a mí me llega un año después. Luis se acercó y me pidió para tomar el caso y lo tomamos. Lógicamente no es lo mismo tomar una investigación después de haber pasado un año porque la pérdida de pruebas fue bastante importante; hubo un desmanejo de la parte probatoria en relación a esto que, en principio, se pensó que podía ser un accidente”.

Lo que sucedió esa noche fue que “cuando Jesica y su familia vuelven de su cumpleaños pasando por lo que ahora es el último semáforo camino al Puerto, a 100 metros a mano derecha, fue arrollada. Ellos venían en dos bicicletas, Jesica venía en la bicicleta que venía en segundo lugar y el espejo del vehículo le pegó en la parte detrás de la cabeza y la mató en el acto, quedó muerta en la ruta”, explicó el abogado.

“Lo raro en un primer momento fue que el embistente no permaneció en el lugar, se dio a la fuga. Aparentemente todo indicaba que se había dirigido camino al Puerto. Entre los defectos que detectamos fue que no hubo un operativo cerrojo. En ese momento eran las 12 de la noche del 8 de junio de 1998 y si hubiese sido oportuno un cerrojo, creo que se hubiese podido dar con la persona”, declaró Hernández.

Además, manifestó que el primer año luego de que ocurriera el crimen, la familia de Jesica “no había tenido acceso a ningún asesoramiento jurídico”. Según lo que relata es que “en el primer año apareció el espejo de un vehículo en la ruta que no se supo nunca si ese era efectivamente el espejo del vehículo que atropelló a Jesica y a su familia, o si era un espejo que había sido puesto para desviar”. Después empezaron a aparecer distintas versiones respecto a ese elemento, pero “la justicia nunca imputó a ninguna persona”.

Fue la propia familia la que se encargó de recolectar información a raíz de las distintas versiones que iban apareciendo y de acercárselo a la justicia, sin embargo, para el abogado era “era inadmisible que la familia haga una investigación privada; que te vayan arrimando distintas versiones es perturbador”.

“Hay un dato de la mamá de Jesica que venía en la bicicleta que cuando ellos atraviesan la intersección donde está ubicado el semáforo camino al Puerto, ella escucha un vehículo que venía atrás y que acelera, ese dato también deja que pensar”. Sostuvo que “en base a los indicios y los relatos, dudo de que haya sido un accidente, para mí es algo más grave porque no hubo un intento de esquivarla”.

Respecto a la causa, esta “llegó a un punto donde no avanzó nunca más”. Si bien aparecieron testigos, fueron testigos secundarios pero no testigos directos afirmó el abogado.

Hernández fue consultado si compartía la sensación del padre de Jesica, Luis Agonil, quien piensa que la justicia no le prestó atención por su situación socioeconómica, por venir de una familia humilde, a lo que contestó: “Pienso igual que Luis”. También contó que sigue la participación activa en la demanda de justicia de Luis y de su familia, y que siempre recuerda cada aniversario del cumpleaños y fallecimiento de Jesica.

Chatea con nosotros
1
Hola, en que podemos ayudarte?
Hola, como podemos ayudarte?