Reconquista SF

WhatsApp: (03482) 15 521512

“Era prudente pedir el allanamiento por el posible estado de indefensión de esas mujeres”

El fiscal que solicitó el allanamiento a un geriátrico de Reconquista habló en La Grieta sobre las denuncias por los malos tratos que reciben los adultos mayores alojados allí.

El Dr. Aldo Gerosa relató que el sábado pasado cuando estaba de turno “se contactó conmigo una persona cuya madre está internada en el geriátrico comentándome si sabía algo de la denuncia que había habido por parte de una ya ex empleada contra el mismo por presuntos malos tratos, falta de atenciones, abandono, negligencia, etc”. Denuncia de la que él no estaba enterado, cosa que le llamó la atención, por eso lo verificó y descubrió que “efectivamente el 13 de noviembre se había hecho una denuncia”. Desde esa fecha hasta el sábado no se había avanzado en el caso.

Cuando supo de esta denuncia, se lo transmitió a la persona que previamente se había contactado con él y después se comunican otras personas contándoles acerca de la misma situación, “me hicieron llegar fotos, habían fundamentado aquella otra denuncia”.

Luego, dispuso una serie de medidas en la Comisaría y el domingo al mediodía cuando le llegaron “los resultados de esas negligencias y, entre ellas, algunas entrevistas a otros familiares y a los testigos aportados originalmente”, decidió que era “conveniente y prudente por el posible estado de indefensión de esas mujeres adultas mayores, y sobre todo considerando que prácticamente están privadas de libertad porque no pueden salir del hogar residencial sin permiso, era necesario hacer unas constataciones y, eventualmente, secuestrar alguna documentación”, expresó el fiscal Gerosa.

Por lo tanto, se pidió la orden de allanamiento la cual se llevó a cabo el día lunes a la mañana, acompañados por el médico que colabora con la policía. “Se constataron qué personas estaban allí alojadas, se secuestraron historias clínicas de estas personas -que después se sacaron fotocopias y se devolvieron-, se requirió una serie de documentación que no estaba a disposición, se verificó que hubiera enfermera y quién era y quién aparecía como a cargo o propietario del lugar”, además de cámaras de video que estaban instaladas adentro según señaló el fiscal.

Todo comenzó con la denuncia de la ex empleada del geriátrico, quien habría sido “víctima de malos tratos, agresiones, amenazas, y además, narra estas situaciones que habían padecido las mujeres allí alojadas”.

De todas maneras, “cuando fue el médico policial no constata cuadros graves, pero eso también es relativo, porque al otro día fue un supuesto auditor y tampoco constató nada, y hoy a primera hora habrían internado a una paciente con un cuadro de desnutrición que llevaba varios días de progreso. Teóricamente estas personas también deberían haber sido revisadas y vistas desnutridas en la auditoría el martes”.

Con malos tratos, especificó el fiscal, se refieren a “mala alimentación, descuidos en la medicación, descuido de higiene”, una “falta de los cuidados que deben dárseles que habrían ocasionado escaras, dermatitis, pérdida de peso”. Son al menos siete personas que habrían manifestado tener sospechas o conocimiento sobre situaciones de este tipo.

Gerosa contó que desde la provincia no ordenaron la clausura del geriátrico. De hecho, sigue trabajando incluso con la misma conducción que estaría puesta en duda”. También que la Dirección Provincial de Adultos Mayores en este caso no habría actuado, y si lo hizo, “no se conocen los resultados”, manifestó.

Varias personas declararon que tuvieron que contratar enfermera para que cuidara a sus familiares, ya que al parecer el geriátrico no tendría una. En este sentido, la Dirección Provincial de Adultos Mayores que es la dependencia que habilita o controla este tipo de lugares, “exige como está reglamentado que tiene que haber por turno una persona con título profesional de Enfermería. Ahora así ha habido uno o dos familiares que hablan de que contrataron una enfermera para que vaya a asistir a su pariente en el hogar residencial”, dijo Aldo Gerosa sobre esto.

Se trata de la residencia geriátrica ubicada en calle 9 de julio al 856, ciudad de Reconquista.

Sobre la nota de autor

Chatea con nosotros
1
Hola, en que podemos ayudarte?
Hola, como podemos ayudarte?