Reconquista SF

WhatsApp: (03482) 15 521512

“Hay una certeza casi absoluta de condena”, manifestó el fiscal Marichal

juan-marichal-5-5-21

El fiscal de la causa de Cristian René González, imputado por haber violado en reiteradas oportunidades a una menor que cuidaba a sus hijos y liberado por el juez Martelozzi mientras continúa el proceso, habló en Cuarto Intermedio.

 

Juan Marichal detalló: “El juez resolvió otorgarle la libertad sujeta a una serie de restricciones al señor Cristian René González quien está imputado por un delito de abuso sexual con acceso carnal cometidos sobre una menor de 13 años y aprovechando que la niña no podía consentir libremente la acción. Se trata de una serie de hechos que ocurrieron desde que esta niña tenía 11 años hasta que tuvo 14 años”.

Explicó que a partir de los 11 empieza a ser objeto de manoseos y después de los 12 años empieza a hacer objeto de abusos carnales continuados hasta que queda embarazada en noviembre pasado. Esto se desarrollaba en la casa de él y existe una relación de familiaridad de la pareja de González con la niña.

En cuanto a la promoción de la corrupción de menores mencionó que “la promoción de la corrupción es un delito que castiga conductas que ponen en peligro el normal desarrollo de la sexualidad de un niño o adolescente, en tanto que sus características son hechos prematuros, excesivos o depravados, como prácticas sexuales extremas que no requieren demostrar que el niño haya sido afectado, sino probando los hechos”, como es este caso.

“Cuando ella queda embarazada se lo devela a su madre, luego lo relata en la primera entrevista psicológica y en la cámara Gesell es donde ella da la mayor cantidad de detalles. Pero la otra prueba contundente que existe es un ADN que ha confirmado la paternidad del señor González respecto al feto que engendró la adolescente víctima”, anunció el fiscal.

Marichal está en desacuerdo con la decisión que tomó el juez Martelozzi porque considera que “desecharon de plano cualquier tipo de riesgo procesal que justifique una prisión preventiva. En primer lugar desechó el riesgo de fuga argumentando que no hay indicios de que el autor vaya a profugarse; nosotros alegamos que el autor se había ido a Córdoba y se entera allá de lo sucedido, y cuando se entera no vuelve y comienza a mandar mensajes a miembros de la familia de la niña”. Además sostuvo que “tampoco se valoró el entorpecimiento teniendo en cuenta de que hay testigos para declarar en juicio”.

“Con la cámara Gesell quedó en claro que la niña ni siquiera prestó un consentimiento”. Para el fiscal Marichal “hay una certeza casi absoluta de condena”, manifestó.

Sobre la nota de autor

Chatea con nosotros
1
Hola, en que podemos ayudarte?
Hola, como podemos ayudarte?