Grobocopatel deja la presidencia de su empresa y se va a Uruguay

Continúa el mismo camino que este año iniciaron otros empresarios argentinos como Marcos Galperin, el creador de Mercado Libre.

 

El empresario agroindustrial Gustavo Grobocopatel, conocido como “El Rey de la Soja” renunció a la presidencia de la compañía agroindustrial Los Grobo, según informó la empresa a la Comisión Nacional de Valores (CNV). El magnate se radicó en la ciudad de Colonia, luego de un proceso de varios años donde estaba viviendo parcialmente, y por ello dejó su cargo en el holding.

En la carta a la CNV, la firma dijo que, tras la renuncia de Grobocopatel, el vicepresidente Santiago Cotter ejercerá la presidencia del directorio hasta que la próxima Asamblea General Ordinaria de accionistas designe a su reemplazante. “A todo evento, se informa que la renuncia del Sr. Gustavo Grobocopatel a su cargo de director titular y presidente de la Sociedad no fue intempestiva y responde estrictamente a motivos personales”, indicó la firma.

En noviembre de 2016, Grobocopatel cedió el control de la firma al grupo inversor Victoria Capital Partners. En ese momento, el grupo dedicado a hacer inversiones de capital de riesgo en Sudamérica, que estaba administrando fondos en la región por USD2.000 millones, realizó una inyección de USD100 millones en la firma y se quedó con el 76% del paquete accionario. El empresario argentino seguirá teniendo el 24% restante.

Leer también  La paritaria de Aceiteros sigue trabada y complica el escenario de las exportaciones

En una carta que envió a la empresa y que hizo llegar al diario La Nación, Gustavo Grobocopatel señala: “Con el correr del tiempo he ido pensando qué me gustaría hacer y dónde desarrollarlo. Encontré hace varios años un lugar en Uruguay. La llegada de la pandemia, su prolongación en el tiempo y los riesgos que supone para la salud, aceleraron ese proceso y hace casi un año estoy viviendo aquí”.

En 1984, Adolfo Grobocopatel fundó Los Grobo Agropecuaria una empresa, cuyos propietarios finales habrían de ser sus cuatro hijos. En aquel momento tenían sólo cinco empleados, un camión, sus oficinas en un garaje y producían 3.500 hectáreas. El año pasado el grupo facturó USD560 millones. En tanto, en el actual sembró 220.000 hectáreas asociado a 70 productores.

Grobocopatel no es el primer empresario argentino de renombre en radicarse en Uruguay. Entre otros, ya lo hizo Marcos Galperin, de Mercado Libre. En septiembre pasado, Federico Tomasevich, presidente y director titular de Puente, anunció que cambió su residencia fiscal a Uruguay. También emigró Claudio Porcel, de Balanz Capital.

Leer también  Pymes industriales alertan por múltiples aumentos impositivos en los municipios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chatea con nosotros
1
Hola, en que podemos ayudarte?
Hola, como podemos ayudarte?